Mapa
del retiro

¡Un año con Santa
MARGUERITE BOURGEOYS!

por Louise Finn, CND

 

Las «Filles du Roi» continuaron llegando – aproximadamente 30 más durante los próximos cinco años. Y Marguerite Bourgeoys continuó recibiéndolas y ayudándolas a acomodarse hasta que se casaran, y mucho después de eso. Más casamientos significaban más niños, por supuesto, de manera que la escuela establo estaba demasiada llena. Las autoridades civiles estaban conscientes de la buena suerte de tener educación gratuita para todos, sin responsabilidad de su parte de financiarla. Ellas miraban a Marguerite y a sus hermanas, no como una comunidad religiosa incipiente – ya que ellas no eran de claustro, sino como a un grupo de mujeres seculares.

A pesar de la aceptación universal de su grupo de trabajo por parte de toda la colonia, Marguerite sabía de la necesidad de un reconocimiento oficial – las «cartas patente». Para obtenerlas, así como para buscar más ayudantes, ella nuevamente desafía la alta mar y regresa a Francia.

Presentado por:
Congrégation de Notre-Dame
www.cnd-m.org