Misericordia,
una oportunidad
de vivir

 

Reconciliación con la tierra y con el universo

Día 15: domingo, semana 3

 

Escucha el clamor de la tierra

Ser instrumentos de reconciliación nos conduce más allá de nosotros mismos y de nuestras comunidades para ayudar a reparar las rupturas de vida en todo el planeta tierra.

En estos tiempos en que la devastación de nuestra tierra es inminente debido a nuestro descuido y manera de tratar su cuerpo como un objeto a ser explotado, la urgencia de escuchar la voz de la tierra está a todo nuestro alrededor. Esto es para no hablar a la ligera sobre la tierra como la voz enojada de la madre naturaleza cuando nos ocurren desastres naturales. Es escuchar la voz de esta madre que clama desde lo más profundo de su ser a favor de todos sus hijos. Podemos encontrar un ejemplo conmovedor en el capítulo diez del segundo libro de Esdras, en el Primer Testamento. Aquí, el profeta Esdras ofrece estas palabras, al hablarle a una madre que ha salido en la oscuridad de la noche para llorar por su propio hijo que ha muerto:

Pregúntale a la tierra y te dirá: En verdad, sería conveniente que se afligiera por todos aquellos que fueron engendrados antes que ella. Todos aquellos que fueron creados en otro tiempo en ella. He aquí que otros vinieron, y todos encontraron completamente la pérdida y la aniquilación. ¿Quién tiene que afligirse más? ¿Aquellos que han sufrido grandes pérdidas o tú, que te lamentas por uno solo? (2 Esdras 10:8, 9-11)?

Debemos lamentar junto a la Madre Tierra por lo que ha sido y por lo que se pierde por nuestra avaricia.

Reflexión

  • ¿En dónde observo daño infligido en nuestro planeta?
  • ¿Cuáles acciones puedo yo y las demás personas hacer para asegurarnos que nuestro gobierno lleva a cabo el compromiso hecho en la Conferencia en París sobre el Cambio Climático (2015)?
 

Oración

Dios de amor, muéstranos nuestro lugar en este mundo
como instrumentos de tu cariño por todos los seres de esta tierra,
porque ninguno de ellos está olvidado ante ti.

(Papa Francisco, Oración cristiana con la creación, Laudato Si, 2015)

 

© 2016. Todos los derechos reservados a la Congrégation de Notre-Dame.
Las imágenes y textos mostrados en estas páginas no pueden ser copiados sin el permiso del autor.