Misericordia,
una oportunidad
de vivir

 

Reconciliación más allá de la comunidad eclesial

Día 8: domingo, semana 2

 

Mándala Miserere Mei Domine – Señor, ten misericordia de mí

Al ver de cerca la palabra misericordia (chesed) en el idioma semítico original (misericordia también en latín e italiano), descubrimos que describe el amor incondicional de Dios para cada uno, el que nunca falla y espera nada a cambio. De este modo, la misericordia de Dios mantiene todo en existencia y sostiene el mundo con un amor inquebrantable.

«Misericordia» combina dos palabras, «miseri», se relaciona con aquellos que son pobres y «cordia», corazón. Al orar «Dios, ten misericordia de mí» incluye entonces un deseo de empatía y compasión para sentir el apuro de muchos de nuestros hermanos y hermanas cercanos y lejanos, incluyendo la creación (Walter Kasper, La misericordia). Consciente de nuestras propias faltas y fallas, nuestra oración expresa nuestro deseo porque la pasión sea desatada dentro de nosotros para unirnos a las personas de buena voluntad para encontrar soluciones a las injusticias y desigualdades en nuestro mundo de hoy. El perdón y la reconciliación son su alimento. Entonces la misericordia no se trata de la «lástima» de Dios.

 

Reflexión

  • ¿Cómo puede un entendimiento ampliado de la misericordia de Dios influir en el futuro la manera de orarle a Dios por misericordia?

«La misericordia de Dios puede hacer florecer hasta la tierra más árida, puede hacer revivir incluso a los huesos secos (cf. Ezequiel 37:1-14). … Dejémonos renovar por la misericordia de Dios, dejémonos amar por Jesús, dejemos que la fuerza de su amor transforme también nuestras vidas; y hagámonos instrumentos de esta misericordia, cauces a través de los cuales Dios pueda regar la tierra, custodiar toda la creación y hacer florecer la justicia y la paz». (Ezequiel 37:1-14). (Papa Francisco, Urbi et Orbi, Pascua, 2013)

Mándala creado por Rachel

Toma tiempo para contemplar el mándala…

  • ¿Qué conexiones observo entre el mándala y las palabras del papa Francisco mencionadas arriba?
 

© 2016. Todos los derechos reservados a la Congrégation de Notre-Dame.
Las imágenes y textos mostrados en estas páginas no pueden ser copiados sin el permiso del autor.