Misericordia,
una oportunidad
de vivir

 

Recientemente, «En el corazón del mundo», nuestro retiro en línea, nos invitó a ser como María, una iglesia maternal, instrumentos de Dios, suscitando vida nueva en cada uno, en y más allá de nuestra comunidad cristiana. El Jubileo del Año de la Misericordia nos muestra hasta qué punto fluye vida nueva de la Misericordia de Dios, expresada en sanación, reconciliación y perdón en nuestro mundo roto y fragmentado.

María, en su Magníficat, su magnánima respuesta llena de amor a la alabanza de su prima Isabel, «nos dice y nos muestra que las buenas nuevas de la misericordia de Dios en Jesucristo es lo mejor que se nos puede decir y lo mejor que podemos escuchar y, al mismo tiempo, lo más bello que puede existir, porque es capaz de transformarnos a nosotros y transformar nuestro mundo…» (Walter Kasper, La misericordia).

Mientras este Jubileo del Año de la Misericordia llega a su fin, nuestro retiro en línea «Misericordia, una oportunidad de vivir» nos invita a tomar tiempo para estar más conscientes de la tierna misericordia de Dios en nuestras vidas.

«Esta misericordia, en cuanto a don divino, es simultáneamente tarea de todos los cristianos. Debemos practicar la misericordia. Debemos vivirla y atestiguarla de palabra y de obra. Así, por medio de un rayo de la misericordia, nuestro mundo, a menudo oscuro y frío, puede tornarse algo más cálido, algo más luminoso, algo más digno de ser vivido y amado». (Walter Kasper, La misericordia)

Nuestro ‘simbólico encabezado de página’ representa una higuera con sus hojas y frutos llenos de vida. Al leer la parábola de la higuera estéril Lucas 13:1-9, vemos que el viñador desea conservar la aparente higuera estéril y darle al árbol otra oportunidad para que dé frutos.

Este retiro ofrece escritos y reflexiones de Marie y Rachel, del papa Francisco y de otros autores. Los mándalas creados por Rachel enriquecen nuestras reflexiones. La palabra mándala significa círculo. Representa la totalidad y el infinito. En su origen, el mándala es un diagrama cósmico que nos recuerda nuestra relación con todos los aspectos de nuestra vida individual y comunitaria. Colorear o crear un mándala basado en la Palabra de Dios nos ayuda a la meditación y contemplación.

Ofrecemos una reflexión diaria para cinco semanas. Los sábados proporcionan un tiempo de pausa, un tiempo de integración. Que este tiempo de reflexión nos abra a ideas nuevas y a una vida nueva.

Quizás desees llevar un diario de tus reflexiones. También podrías reunirte con otras personas y compartir tus reflexiones con ellas.

Puedes contactarnos en: cnd@cnd-m.org.

Marie Azzarello, CND

Rachel Gaudreau, CND

Te deseamos una «jornada agradable».

 
 
 

© 2016. Todos los derechos reservados a la Congrégation de Notre-Dame.
Las imágenes y textos mostrados en estas páginas no pueden ser copiados sin el permiso del autor.