Acogida > Ser religiosa > Testimonios y vídeos > Hna Peggy Doyle

Hermana Peggy Doyle, CND

«Quisiera tener alguna historia poderosa que contar acerca de cómo llegue a ser hermana en la Congregación de Notre Dame. Siempre existe un poco de drama alrededor de la vida de una persona cuando comienza a decir a sus amigos y familiares que decidió unirse a una comunidad religiosa. Por lo que parece como si debería haber un momento importante donde uno dice ‘entonces supe’ que podría contar una y otra vez para satisfacer a aquellas personas que deseaban saber el ‘¿Por qué?’ Pero ese momento nunca existió.

Sí, puedo decir a las personas que tomé la decisión de unirme a una comunidad relativamente rápido. La verdad es que aunque había pensado acerca de la vida religiosa durante algunos años (junto con muchas otras cosas que parecían buenas a realizar en la vida), en cierto modo me sorprendí a mí misma un día de primavera (mientras conducía) ¡porque repentinamente fue claro para mí que simplemente lo haría!

En ese momento, no tenía idea que la única manera de saber que la vida en un convento no era para mí era probando. Me daría a mí misma un año. Y lo hice.

Ese primer año fue hace muchos años. Sin drama. Sin alboroto.

Simplemente la fidelidad de Dios día tras día, año tras año.»


Testimonios escritos

Hermana Mildred Chabasol, CND

[…] Pregunté: ¿«Marguerite, qué hago aquí»? La respuesta vino cuando sentí una profunda paz y una energía llenarme… [leer]

Hermana Louise Breton, CND

[…] Era el primer paso a dar, en esta nueva vida espiritual, a reconocer con todo mi corazón, que fui escogida, que soy hija de Dios, que tengo precio a sus ojos y que Él me quiere… [leer]


Hermana MINKADA Brigitte, CND

[…] Cuando era adolescente, una compañera de clases me preguntó: «¿Qué te gustaría ser?» Yo sonreí. Yo era feliz sin realmente saber por qué. Yo sentía que ya había conocido a alguien muy especial. Mi respuesta fue mi sonrisa. Sentí un gran gozo… [leer]


Hermana Bernadette Gallant, CND

[…] «¿Qué deseas hacer cuando seas grande?». A la edad de diez años, mi respuesta a esa pregunta fue, «Me gustaría ser una monja, porque quiero estar segura de ir al cielo»… [leer]


Hermana Peggy Doyle, CND

Quisiera tener alguna historia poderosa que contar acerca de cómo llegue a ser hermana en la Congregación de Notre Dame. Siempre existe un poco de drama alrededor de la vida de una persona cuando comienza a decir a sus amigos y familiares que decidió unirse a una comunidad religiosa. Por lo que parece como si debería haber un momento importante…


Hermana Marie de Lovinfosse, CND

[…] «Cuando sea grande, ¿qué es lo que quisiera llegar a ser… ?» La primera respuesta que salió espontáneamente fue clara: «de ninguna manera, seré monja…» [leer]


Hermana Susan Kidd, CND

Me parece gracioso escribir una historia vocacional mientras veo al menos favorito tratando de matar al dragón. No, no son ‘Los juegos del hambre’ sino que la final de hockey. La historia de mi vocación es igual a la de los Senators de Ottawa, jugando el sexto juego contra el primer lugar, los Rangers de Nueva York. ¡Además nadie esperaría que yo esté aquí!…… [leer]


Hermana Réjeanne Bourque, CND

Yo llegué a un pequeño pueblo de la costa de la Gaspésie, en un día con viento del mes de octubre. Me dieron la bienvenida las fuertes olas de la Bahía Chaleur y también unos amorosos padres… [leer]


Hermana Tsukimi Fujiwara, CND

Me enteré por primera vez de la CND en un tablero de anuncios en la Iglesia San Ignacio, la iglesia jesuita en Yotsuya, Tokio. Ahí vi alguna información acerca del retiro vocacional para jóvenes mujeres con las CND como directoras… [leer]


© Tous droits réservés Congrégation de Notre-Dame, Montréal, Québec, Canada