Your browser is not Javascript enable or you have turn it off. We recommend you to activate for better security reasonCelebración del 50 Aniversario

Acogida > Noticias > Artículo

Celebración del 50 Aniversario

Maura McGrath, CND

Unos días antes de la Navidad de 1964 cuatro jóvenes hermanas de la Congregación de Notre Dame pusieron pie por primera vez en Guatemala. Estaban ansiosas por comenzar a vivir y a trabajar en medio del pueblo Maya en las sierras de esta tierra de la Eterna Primavera. La relación que comenzó aquel día entre el pueblo indígena y las cuatro mujeres y las hermanas CND que llegaron después sería una que cambiaría la vida de ambos.

Descendientes de un pueblo conquistado por España en los 1500, los guatemaltecos continúan siendo controlados por intereses internacionales, incluyendo las compañías mineras canadienses, así como por gobiernos corruptos. Durante cincuenta años, en solidaridad con la población, las hermanas han trabajado diligentemente en una educación liberadora que guió a muchos guatemaltecos o guatemaltecas hacia la educación, la salud, la ley e innumerables otras maneras de servir al bien común. Y sí, los norteamericanos aprendieron mucho más de los indígenas de lo que ellos les dieron.

En diciembre de 2014, literalmente miles de hijos y nietos de aquellas primeras personas que recibieron a las hermanas se reunieron para saludar a aquellas de nosotras que tuvimos el privilegio de regresar al Jubileo de Oro. Hoy, la mayoría de las hermanas de la Congregación de Notre Dame que trabajan en Centro América son nativas.

Aquellas de nosotras que participamos en este evento de celebración nos quedamos sin aliento una vez más con la impresionante belleza de las montañas, de los lagos, de las praderas y de las rosas de diciembre. El extraordinario espíritu de la gente, frente a la creciente pobreza y opresión, era palpable. Una vez más absorbimos su sabiduría, tenacidad, amor e indomable fe en un Dios Amante. Y todo era tan hermoso que dolía.  (La frase ‘tan hermoso que dolía’ fue tomada de W. George Lovell, 1995 ‘Una belleza que duele’, Entre las Líneas).

 

Vuelta al índice precedente Todas las noticias
© Tous droits réservés Congrégation de Notre-Dame, Montréal, Québec, Canada