Your browser is not Javascript enable or you have turn it off. We recommend you to activate for better security reasonEntrevista con la Hermana Ercilia Ferrera, CND

Acogida > Noticias > Artículo

Entrevista con la Hermana Ercilia Ferrera, CND

Congrégation de Notre-Dame

¿Quiénes son las hermanas de la Congregación en América Central? 

Quisiera referirme primero a la rica experiencia que hemos vivido las hermanas centroamericanas. En América Central hemos vivido bajo el mismo techo con hermanas de los Estados Unidos, de Canadá e incluso del Japón. Además, nosotras mismas venimos de tres países diferentes, Honduras, Guatemala y El Salvador. Esta rica diversidad es muy importante cuando pensamos en la formación. En cuando a la composición de nuestras comunidades locales podemos tener a una hermana centroamericana viviendo con dos hermanas canadienses, o una hermana centroamericana viviendo con una hermana estadounidense y una canadiense. En este momento, somos tres hermanas profesas de Guatemala, una de El Salvador y trece de Honduras. 

Esta diversidad me hace pensar en un hermoso y variado jardín creciendo en nuestra región. También tenemos viviendo con nosotras a dos hermanas estadounidense y cinco canadienses. Está clara la disminución de las hermanas fundadores, sin embargo, esto no significa que no nos han dejado las bases como el carisma, la apertura a la internacionalidad y a la diversidad. Esta rica diversidad nos inspira agradecimiento hacia las primeras hermanas que llegaron a la región para evangelizar y para trabajar con la gente.

Primero debemos agradecerle al Señor por esta riqueza, la que nos permite ser pequeñas comunidades locales, pero con esa diversidad multicultural que es parte de nosotras. Aunque seamos de la misma región y hablemos el mismo idioma, también tenemos algunas diferencias – estas diferencias también forman parte de nuestras riquezas. Durante los 51 años de presencia CND en América Central tenemos mucho que agradecer a esa constancia y a la fe depositada por nuestras hermanas mayores, las canadienses y las estadounidenses, en este caminar de la región. Agradecemos al Señor por este jardín que somos. Ahora les digo a las hermanas que la pequeña tropa que somos debe dar calor y sabor al conjunto de la Congregación.

¿Cómo se vive el carisma de Marguerite Bourgeoys en América Central hoy en día?

Hablar del carisma de Margarita Bourgeoys es hablar de una mujer apasionada. Dicho carisma se intensifica y vive en la región porque nos sentimos sumamente reconocidas, implicadas y apasionadas por la manera de ser de esta mujer, de Margarita Bourgeoys. Este carisma nos atrae a vivir a la manera de Margarita Bourgeoys. La pasión con que ella ve la vida, con la que se entrega a la gente, con la que realiza todas las cosas, por pequeñas que sean, es un atrayente para nosotras en América Central, sobre todo en el espíritu de la Visitación.

Los centroamericanos somos personas de acogida y de hospitalidad, el carisma encuentra ahí su cuna y está enraizado porque es parte de nuestra vida. Ir y visitar a la otra persona, a los enfermos, a los necesitados de escucha o a los necesitados de presencia, aunque sea una presencia silenciosa es parte de él. El carisma toma forma y es importante para las hermanas centroamericanas de una manera especial porque nos sentimos identificadas con Margarita Bourgeoys y su trabajo.  Hoy en día el carisma continúa teniendo sentido para nosotras, porque después de tantos años de inició de este proyecto de Dios en la vida de Margarita Bourgeoys, este sigue siendo una bendición.

Visitar es llevar a Dios a la otra persona y encontrar a Dios en la otra persona. El carisma Visitación-Pentecostés en esta realidad sufriente de los pueblos de América Central es llevar esperanza, vida, alegría, presencia, es llevar a Dios quien opta siempre por los pequeños y los pobres.  Las hermanas centroamericanas tenemos una gran amplitud para poder realizar el carisma, actualmente continuamos buscando nuevas maneras y formas para enraizarlo. Cuando hablamos del carisma allá, hablamos de la vida. Margarita Bourgeoys nos remete con la espiritualidad Visitación-Pentecostés en el camino cotidiano de visitar para alentar la vida misma que está en la otra persona.

 

 

 

Vuelta al índice precedente Todas las noticias
© Tous droits réservés Congrégation de Notre-Dame, Montréal, Québec, Canada