Your browser is not Javascript enable or you have turn it off. We recommend you to activate for better security reasonMI ALMA ALABA AL SEÑOR…

Acogida > Noticias > Artículo

MI ALMA ALABA AL SEÑOR…

Région Notre-Dame-des-Âpotres

Emilienne Nancy, Huguette Nina y Solange Sylvie, todas camerunesas, tienen el placer de compartir la alegría de su primer paso en el jardín de las hermanas de la Congregación de Notre-Dame. Venimos de diferentes regiones de Camerún: Yaoundé (Emilienne Nancy y Huguette Nina) y Figuil (Norte del Camerún) (Solange Sylvie).

 

Ndzana Mboudi Emilienne Nancy

Tuvimos que recorrer varios kilómetros para llegar a Kumbo (casa de formación); el viaje no fue fácil debido al mal estado de las carreteras. Al llegar a Kumbo fuimos recibidas como princesas, con mucha alegría. Esto nos hizo sentir como en casa. Como preparación para la celebración de entrada al pre noviciado, comenzamos el día anterior en recogimiento. Esto nos ayudó a acoger mejor en nuestro corazón a Dios y a su voluntad. El día de la celebración todas las hermanas expresaron, de una manera o de otra, la alegría de recibirnos en la Congregación

Cada una de nosotras escogió un salmo que guiará nuestros pasos a través de la formación. Estos son los salmos 27, 63 y 129; podrán imaginarse la riqueza de estos salmos. Al caminar para recibir nuestras medallas, sentimos la presencia de la Virgen María y de la Madre Bourgeoys. Esta también fue una ocasión para conocer a algunas de las personas asociadas de Kumbo. Ellas expresaron su alegría y su amor como un signo de bienvenida.

Tah Noah Huguette Nina


 

Marsidi Mitna Solange Sylvie

La celebración terminó alrededor de una mesa con una comida deliciosa y bien preparada. Agradecemos a Dios Todopoderoso por el éxito de esta ceremonia y a todas las Hermanas de Notre-Dame por su interés en nosotras y por los regalos con que nos sorprendieron.

También aprovechamos esta oportunidad para agradecer profundamente a todas las hermanas y a todos los miembros de nuestras familias que nos apoyaron o ayudaron de una manera o de otra para dar este primer paso en la Congregación de Notre-Dame con éxito.

¡Qué alegría tan desbordante!

¡Como el barro en las manos del alfarero, amado Dios, nos comprometemos en tus manos!

 

 

 

Vuelta al índice precedente Todas las noticias
© Tous droits réservés Congrégation de Notre-Dame, Montréal, Québec, Canada