Your browser is not Javascript enable or you have turn it off. We recommend you to activate for better security reasonSeptiembre 2016 Boletín # 10

Acogida > Noticias > Artículo

Septiembre 2016 Boletín # 10

Región de Nuestra Señora de Guadalupe

EDITORIAL

El Consejo Regional llega de nuevo a ustedes para compartirles algo del caminar de nuestra región.

En primer lugar queremos agradecer la acogida y fineza de las hermanas de la Comunidad de Amarateca que nos anima a seguir impulsando la dinámica de nuestro trabajo y compromiso a favor de toda la región.

Sabemos que estamos en solidaridad con todas las hermanas que están de alguna manera, a través de sus obras o compromisos comunitarios y por supuesto sus oraciones y mejores deseos.

Esta ha sido nuestra última reunión de Consejo en la que estamos presentes las cuatro, ya que como saben nuestra hermana Ercilia Ferrera CND, animadora de nuestra región ha sido elegida como miembro del Consejo General. Le deseamos que la gracia del Espíritu la acompañe e ilumine en esta nueva misión en bienestar de toda la CND. Seguimos unidas en el Espíritu de María de la Visitación y Santa Margarita.


ABRIENDO CAMINOS, HACIA NUEVOS HORIZONTES

Compartiremos con ustedes algunos ecos de nuestro Capitulo General, lo haremos por partes en este tiempo hasta nuestro próximo Capitulo Regional en el mes de diciembre, para que mantengamos fresco el espíritu de nuestro Capítulo. Les deseamos una buena lectura.

Sandra Margarita Sierra CND


CAPÍTULO GENERAL: METODOLOGÍA

«DISCERNIMIENTO» es la palabra que da cuenta de la metodología utilizada durante todo el Capítulo General.

Las animadoras del Capítulo empezaron recordándonos nuestro propósito, al comienzo del Capítulo y al principio de cada etapa. Fuimos invitadas a vivir solamente la etapa en la que nos encontrábamos, a no anticipar las siguientes, particularmente la de las elecciones.

Esas etapas fueron tres:

Recoger toda la información disponible: los informes de la Administración General, de las provincias y regiones y el conjunto del trabajo específico realizado en la Congregación entera para responder a la pregunta: “¿A qué nos llama Dios?” Fuimos invitadas a considerar esa información como “sagrada”.

Determinar la(s) orientación(es). Durante ese trabajo, se nos repetía siempre la pregunta: ¿A qué nos llama Dios? Alternaban: reflexión personal, diálogo de dos en dos, compartir en cada mesa, intervenciones en la asamblea. Una variante interesante y que nos ayudó a avanzar: tres delegadas de cada mesa visitaban cada una dos mesas diferentes y regresaban para comunicar las tendencias de las mesas visitadas. Cada capitulante disponía así de casi la totalidad de la información. Se nos invitaba a percibir hacia dónde parecía vislumbrarse un comienzo de consenso.

Elegir un nuevo equipo de liderazgo general. No voy a desarrollar la metodología utilizada aquí porque las elecciones se tratarán en otro apartado.

En todo momento, teníamos presente el lema del Capítulo: “Enraizadas en Jesucristo, cultivemos el amor y la compasión”.

Monique Courchesne CND


CAPÍTULO GENERAL 2016

EVENTOS CULTURALES:

Una vez más hemos constatado que uno de los talentos característicos de una CND es la capacidad de ser creativa y vivir la alegría de la Visitación-Pentecostés como una ocasión para celebrar el encuentro y la vida.

En este tiempo tuvimos la oportunidad de recrearnos, en diferentes momentos de esta seria reunión de discernimiento y búsqueda, con nuestras riquezas interculturales que fueron: desde la bienvenida y primeros contactos, hasta el compartir de un concierto musical profesional. Con la gran colaboración y trabajo del comité social.

Al inicio del capítulo, el 11 de agosto, recibimos la invitación de tomar el riesgo de comunicarnos con cada hermana en los diferentes idiomas que usábamos en el Capítulo, utilizamos una tarjeta que nos dieron con las frases siguientes: 1. Welcome… Yokoso… Bienvenida… Bienvenue. 2. How are you? Fine Thank you; O genki desuka? Hai, genki desu; ¿Cómo estás? Muy bien, gracias; Comment allez-vous? Bien Merci y 3. See you tomorrow, Mata ashita, Hasta mañana, A demain. Hemos gozado con un significativo relajo.

Otro día (15 de agosto) tuvimos una velada donde cantamos, bailamos, participamos de chistes, ejercicios y danzas que nos abrieron a las diferentes culturas que tenemos en la Congregación. Cada participación de las provincias y regiones fue un deseo de intercambiar con nuestras compañeras un pedacito de nosotras, una expresión de nuestra riqueza que alimenta la sororidad.

Apreciamos, también, un momento de regocijo (20 de agosto) con el concierto que nos dio el grupo Zarabanda. Tres mujeres que con el violín, el violoncelo y la flauta nos transportaron a la serenidad de la música instrumental y al movimiento que solo la música puede ocasionar al buen gusto de nuestros oídos.

Y algunos momentos informales de compartir música, baile libre, ejercicios y mucho humor que nos ayudaban a destensionarnos o relajarnos, a comunicarnos o aprender, a hacernos cercanas y dejarnos acercar con una nueva mirada: “Somos hermanas”. Agradezco mucho estas oportunidades porque me hicieron valorar y reconocer la alegría que nos produce encontrarnos en un gran evento de VISITACIÓN – PENTECOSTÉS.

Martha Lucía Pérez Gutiérrez CND


CAPÍTULO GENERAL 2016

LITURGIAS:

En el reciente Capitulo General, tuvimos una variedad de Liturgias en diferentes idiomas y culturas que nos hicieron vivir todo el sabor y dinamismo intercultural de la CND. El comité de Liturgia y todas las provincias y regiones trabajaron en equipo de una manera muy eficaz y creativa.

Las Oraciones y Eucaristías nos ayudaron a ahondar en el espíritu de cada día de nuestro Capítulo y nos invitaron a la reflexión y profundización de los temas, de los momentos de discernimiento y del compartir en las mesas de trabajo en un ambiente muy marcado por la oración, por la escucha atenta y sobre todo por la búsqueda de la voluntad de Dios para los sueños y esperanzas de la CND en el futuro.

Para facilitar el trabajo de interiorización se utilizaron símbolos, cantos, salmos que nos conectaron a la fuente. La hermana Bridget, facilitadora, nos invitó a cada una a ponernos en el Espíritu del día. Cada delegada fue llamada a hacer un viaje traspasando fronteras, con la lectura contemplativa de los documentos de cada día, basados en la realidad de las provincias y regiones y también el informe de las Personas Asociadas. Leer de forma consciente para recibir la vida, con amor, tocar, no juzgar ni analizar tiempo de integración en la Plenaria para salir con una imagen CND a nivel general. Esto nos ayudó a tener elementos para las futuras orientaciones de la Congregación.

Los diferentes momentos de oración y contemplación, que también se vivieron ante la presencia de Jesús Sacramentado en una pequeña capilla instalada para este fin en una de las salas del Centro NAV, también nos ayudó mucho en este propósito de ponernos en las manos de Dios y pedir la intercesión de nuestra Madre María y de Santa Margarita Bourgeoys en la realización de este Capítulo.

Se puede decir a modo de conclusión que ese espíritu de oración, de unidad, de disponibilidad para “buscar el menor signo de la voluntad de Dios” fue clave en los resultados finales de nuestro Capítulo y sobre todo en la concreción de las Orientaciones para los próximos cinco años en la CND.

Sandra Margarita CND


Experiencia de la elección al Consejo General:

Hablar de mi experiencia de elección en el Consejo General es hablar de sorpresa y novedad de Dios a mi propia vida y a la Congregación, y de quedarme disponible a su llamada.

Ha sido caminar y vivir el Capítulo en la escucha, el silencio sonoro, en la contemplación, en la disponibilidad a la que me invitó el retiro con Simón Pedro Arnold” de ponerse y seguir los movimientos del Espíritu que crean una alegría incomprensible”. Yo diría también de seguridad y de abandono.

La paz experimentada de principio a fin del Capítulo ha sido una gracia y regalo de la oración personal, comunitaria y sororal que me ha acompañado en las sonrisas, miradas y presencias discretas donde el Señor me iba confirmando, moviéndome, sacudiéndome.

Comparto que también viví profundamente el proceso, que estaba pensativa por las implicaciones que tendría al dejar mi nombre en la lista de candidatas, que me temblaba el estómago, que tenía miedo, que lo experimenté en cierto modo sola, en un sentido positivo de la palabra. La soledad y el miedo que se aquietaban en la confianza y apoyo de cada una de las hermanas y personas asociadas, del Señor que me mostraba claramente los signos de su llamada a este servicio de amor a la Congregación.

Las preguntas que me hablaban y se repetían una y otra vez eran ¿Qué quieres Señor de mí? ¿A dónde quieres llevarme? Y con ellas caminé, contemplé, escuché, me acompañó fuertemente la mirada y presencia de Margarita B. que observaba desde la mesa donde estaba, hacia un costado de la sala Capitular, ella me serenaba, me sostenía, me invitaba a responder que sí.

Hoy estoy llamada a vivir otros desafíos y me confío a su oración constante para que el Señor siga acompañándome, fortaleciéndome, abriéndome a la novedad y a su gracia y con ella a toda la Congregación y a experiencias que están ya en sus manos.

Empezaré a vivir esta nueva llamada, servicio y responsabilidad viviendo en la Casa Madre a partir de la última semana de octubre ¡Allá las espero, allá las encontraré!

Me pongo en camino confiada en las palabras y promesas hechas a Santa Margarita de parte de la Virgen María “VE NO TE ABANDONARÉ”.

Ercilia Janeth Ferrera Erazo CND


Mensaje a las hermanas de la región para compartir la experiencia en la provincia Blessed Sacrament

Un saludo cordial a todas. Reciban mis mejores deseos porque cada una de ustedes esté bendecida en su misión de cada día.

Quise hacerles llegar, por este medio, un pequeño compartir de mi experiencia en Hayesville, el lugar donde estoy viviendo una experiencia de inserción por un mes, en el Estado de Carolina del Norte, USA, compartiendo con las hermanas Margarita Castañeda y Thérèse Martin.

Desde antes de comenzar la experiencia he vivido un sentido de acogida que no me esperaba. He vivido visitaciones tras visitaciones que me han enseñado a decir “Gracias” constantemente “Thank you” a Dios, a la Congregación, a la región Nuestra Señora de Guadalupe, a la provincia Blessed Sacrament, a la comunidad de Hayesville y a cada comunidad y hermana con la que me ha encontrado y acogido. Con cada persona de la parroquia y del pueblo que me ha abierto su casa, su corazón o su boca para hacerme sentir en casa brindándome una sonrisa.

El Capítulo y la experiencia de novedad en el desafío de la interculturalidad ha sido mi trampolín para aprovechar al máximo cada llamada de Dios. Gracias por acompañarme con sus oraciones, mensajes, comunicaciones y solidaridad.

Con cariño: Martha Pérez CND

Agradecemos a cada una de las hermanas y personas asociadas de la región. Deseamos que sigan con ánimo en su misión de cada día, sin olvidar que toda nuestra vida es misión: Oración, Comunidad y Apostolado. Que María inspire nuestra entrega y compromiso.

 

 

 

Vuelta al índice precedente Todas las noticias
© Tous droits réservés Congrégation de Notre-Dame, Montréal, Québec, Canada