Marguerite Bourgeoys y las Filles du Roy

Escrito por: Michelle Renaud
Fotografías: Samantha Etane

 

A brown monochrome oil painting on cardboard created by Sister Rose-Alma Dufresne, CND, in the first half of the 20th century.

Esta pintura nos recuerda el apoyo moral y material que Marguerite Bourgeoys y la Congrégation de Notre-Dame le ofrecieron a las Filles du Roy. Entre 1663 y 1673, las 800 jóvenes a quienes Luis XIV les dio una dote, se enfrentaron a los peligros del viaje transatlántico para llegar a la Nueva Francia para casarse. Marguerite Bourgeoys se responsabilizó de las destinadas a Montreal, ya que estaba segura de su importancia para el futuro de la incipiente colonia. Ella misma las recibió a la orilla del río y vivió con ellas en una casa que construyó especialmente para recibirlas (la maison Charly).

Durante los diez años en que los grupos de Filles du Roy llegaron a Montreal, Marguerite y sus compañeras las acogieron, las prepararon para su nuevo rol y les enseñaron los conocimientos y habilidades que necesitaban para sobrevivir y ganarse la vida honradamente en condiciones de vida muy difíciles.

La escena principal en esta pintura de tres partes muestra a una pareja recién casada firmando, ante un notario y bajo la mirada bondadosa de Marguerite Bourgeoys, un contrato de matrimonio que sin duda enumeraba sus respectivas pertenencias. De hecho, entre 1663 y 1670, muchas Filles du Roy se casaron en una u otra casa de la Congregación. La habitación se miraba espaciosa con otras personas realizando diferentes tareas.

 

 

 

En el lado izquierdo vemos a la Madre Bourgeoys recibiendo a los pretendientes en el umbral de la casa que tiene un letrero que dice Filles à marier. En el lado derecho, una escena del futuro de una Filles du Roy: una joven hilando lana y a su lado un bebé durmiendo en una cuna. A través de la puerta abierta podemos ver a su esposo trabajando el campo con dos bueyes. Aunque los muebles son sencillos, las cortinas en la ventana y varios detalles sugieren cierto nivel de confort.

Podemos ver que la joven ha aprendido buenas habilidades en los quehaceres domésticos y cómo sentirse realizada como esposa de un colono y como madre.

 
 

Bibliografía

Simpson, Patricia, CND, Marguerite Bourgeoys y Montreal, 1640-1665, McGill-Queen’s University Press, Montreal & Kingston, 1999, p. 183-186.
http://www.archivesvirtuelles-cnd.org/
Ficha descriptiva (número de referencia 2003.32), Museo Marguerite-Bourgeoys / Capilla Notre-Dame-de-Bon-Secours.

 
 

¿Qué hacen
las hermanas de
la Congrégation
de Notre-Dame
en el 2019?